Infiel-Psicóloga_Granada- Terapia_de_Pareja-Julieta_Domenicone

Soy infiel, tengo una aventura

Sin duda la infidelidad es un tema complejo y doloroso. La infidelidad constituye uno de los motivos de consulta más frecuente,  porque se ha sufrido, porque una persona está a punto de transgredir ciertos límites y de ser infiel o bien porque se empieza a intuir por parte de algún miembro de la pareja una situación de esta naturaleza.

Mi nombre es Julieta Domenicone, soy  psicóloga en Granada y especialista en terapia de pareja en Granada .

¿Qué significa tener una aventura?

Una aventura amorosa, significa tener una experiencia arriesgada fuera del marco de la pareja, que puede ser inesperada o buscada.

No obstante, una vez que una aventura amorosa da comienzo y una persona empieza a ser infiel, la situación suele estar rodeada de eventos inesperados (tanto positivos, como negativos) y su desenlace también está sujeto a la incertidumbre.

¿Por qué decimos que una aventura es una experiencia de riesgo?

  • Puede poner en riesgo la pareja, la familia o el vínculo que he construido con una persona durante muchos años.
  • Una aventura puede implicar actividades de riesgo: situaciones clandestinas, enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados, etc.
  • La persona con la que mantengo la aventura puede resultar dañina para mí.
  • Porque puedo crear situaciones de riesgo mediante engaños o mentiras porque en parejas monógamas, las aventuras, van necesariamente acompañadas de mentiras.

¿Qué aporta una aventura?

  • Estimulación física.
  • Desafío intelectual.
  • Aumento de la autoestima.
  • Placer

¿Cómo puede dañar una aventura?

  • Las emociones se desbordan y emociones pasajeras de bienestar se pueden confundir con emociones y realidades más estables.
  • Ser infiel me puede llevar a sentimientos de culpa.
  • Puede tener un final trágico, que dañe a las tres personas implicadas.

Una de las preguntas más frecuentes, que se hace una persona infiel es: ¿he dejado de amar a mi pareja? ¿Por qué ya no siento a mi pareja como suficiente?

Los patrones de las aventuras amorosas, así como, su tipología fue estudiados por distintos autores y aunque sus conclusiones están basadas más en la observación clínica, que en la evidencia científica nos pueden servir para poner orden en un tema tan complejo como este.

Pittman (1989) definió cuatro patrones distintos de una persona infiel en las aventuras amorosas:

  1. El Encuentro accidental: Se trata de un encuentro casual y puntual.
  2. Flirteo habitual: Personas que conscientemente buscan encuentros sexuales. En este caso, ser infiel es un patrón bastante adictivo.
  3. Aventuras Románticas: En este caso, la persona intenta revivir el intenso sentimiento de estar enamorado, que se puede ir desvaneciendo con el paso del tiempo y la rutina dentro de la pareja.
  4. Acuerdo en la pareja: Uno o ambos miembros de la pareja llegan a la conclusión, de manera implícita, que es necesario poner algo de distancia para evitar conflictos y la aventura facilita este fin.

Causas de una aventura amorosa:

Inspirada en los trabajos de Israel Charny (1992) he determinado algunas posibles causas de las aventuras amorosas:

  1. Cubrir necesidades narcisistas de la persona que tiene la aventura.
  2. Escapismo: la aventura permite escapar de las tensiones de la pareja.
  3. Un tema sin importancia”:  la aventura es sólo para la liberación sexual y no suele tener implicación emocional.
  4. Buscar compromiso”: el propósito de este tipo de aventura es encontrar un compañero de reemplazo.
  5. “Enamorándose para amenazar “: el propósito de esta aventura es forzar a algún cambio en la pareja.
  6. Enamorándose para encontrar cualidades perdidas en uno mismo: el amante sirve para llenar las partes perdidas en uno mismo por la rutina y el paso del tiempo.
  7. Desafiar para la mejora y recreación del matrimonio: la aventura está diseñada para crear una crisis en el matrimonio que puede ayudar a salvarlo.
  8. Renovación de la excitación y la aventura: se espera traer al hogar algo de la excitación de la aventura.
  9. Supervivencia del atrevimiento del deseo: este tipo de aventura es experimentado como una prueba de coraje y poder.
  10. Diversión y variedad: el propósito de la aventura es introducir variedad en la vida de quien tiene una aventura.
  11. Liberación de las tensiones: se pretende escapar de los problemas de la vida diaria, no necesariamente asociados a la pareja.
  12. Esperanza en momentos difíciles: la aventura es un escape de alguna situación intolerable de la vida tal como una muerte o enfermedad en la familia.
  13. Libertad e independencia: quién tiene la aventura siente una falta de libertad e independencia en la pareja. La aventura es una forma de afirmar la libertad de uno.
  14. Matrimonio abierto: ambos compañeros están de acuerdo en tener aventuras bajo condiciones especificadas.
  15. Hedonismo: una insistencia sobre el principio del placer. Quien tiene este tipo de aventura se subscribe al hedonismo como principio de vida básico.

¿Cuánto tiempo puede durar una aventura?

Es imposible definir cuánto dura una aventura. Hay aventuras que duran toda una vida, por ejemplo en el caso de personas que se han conocido siendo muy jóvenes y que siempre han funcionado como amantes  y otras que constituyen un encuentro fugaz.

Dado que una aventura es una situación de riesgo, si no te encuentras bien en dicha situación, lo mejor es que la abordes lo antes posible.

¿Cómo salir de una aventura?

Para salir de una aventura hay dos opciones y la elección de cada una de ellas es muy personal y los motivos que nos pueden impulsar hacia una opción u otra también lo son.

Compartir lo ocurrido con la pareja:

Por lo general la confesión de una infidelidad desata una crisis en la pareja.

En este caso se trata de ver cómo la pareja podría aprovechar esta crisis para crecer de forma productiva,  aunque la gran dificultad para crecer dentro de esta crisis es que la presencia del dolor, la rabia y la sensación de humillación, no permiten ver más allá y no permiten abordar las dificultades reales de la pareja.

Para poder superar esta crisis debemos:

  1. Superar la obsesión de la infidelidad.
  2. Dejar de centrarnos en lo que está bien o mal para focalizar los esfuerzos en lo problemas subyacentes de la pareja.
  3. Sustituir la culpa por la posibilidad de cambio y la comprensión de lo ocurrido.
  4. Encaminarnos  hacia un futuro compartido.

La comunicación en estos casos es compleja, por lo tanto si necesitas información acerca de cómo comunicar una mala noticia, pincha en la imagen.

Julieta Domenicone Psicólogos en Granada

Julieta Domenicone
Psicólogos en Granada

Superarlo sin compartirlo con la pareja, de manera unilateral.

En estos casos, los pensamientos suelen estar nublados por un cúmulo de emociones, por lo tanto  es importante que la razón lleve el peso de las decisiones y no la emoción.

  1. Toma tiempo para valorar todas las opciones.
  2. Plantéate si ha sido una aventura sexual, emocional o ambas para saber de que te tienes que desapegar.
  3. Conecta de manera coherente con tu decisión.
  4. Focaliza hacia el compromiso de una vida compartida con la persona que has elegido.

La decisión de trabajar para superar una infidelidad o para abordar un proceso de separación constructivo es muy personal.

Si deseas trabajar hacia la superación, entonces el siguiente post te puede ayudar, pincha en el siguiente enlace: ¿Cómo superar una infidelidad?

Otros artículos útiles podrían ser los siguientes, pincha en las imágenes para leerlos:

Crisis de pareja-Julieta_Domenicone-Psicóloga

Crisis de pareja
Julieta Domenicone

Julieta_Domenicone Psicologa Granada

Julieta_Domenicone
Psicologa Granada

Incertidumbre_Psicólogos_granada-Julieta_Domenicone

Psicólogos_granada-Julieta_Domenicone

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *