estrés laboral

ESTRÉS LABORAL

Esta semana hablamos de estrés laboral, síndrome de Burnout y sus posibles consecuencias en nuestro estado emocional y salud mental.

Casi todos hemos sentido estrés laboral en algún momento debido a fechas de entrega, horarios, relación con el jefe o los compañeros, dificultades para la conciliación con la vida familiar, etc.

Leer más

psicologa_granada

PERFECCIONISMO

Auto-exigencia excesiva y sus consecuencias

“El perfeccionismo no es una búsqueda de lo mejor. Es perseguir lo peor de nosotros, la parte que nos dice que nada de lo que hagamos será nunca lo bastante bueno.” Julia Cameron.

¿Sueles ponerte metas inalcanzables? ¿Pretendes llegar a todo, y hacerlo a la perfección? ¿Te cuesta estar satisfecho/a con el resultado final? ¿Te sientes a menudo culpable por no haber hecho lo que deberías? Es posible que te estés imponiendo una autoexigencia excesiva que, lejos de ayudarte a llegar más lejos, se puede convertir en un obstáculo para avanzar o incluso afectar a tu bienestar y estado de ánimo.

¿Cuándo hablamos de personas autoexigentes en exceso o perfeccionismo?

La autoexigencia puede ser un aspecto constructivo de nuestra personalidad, que nos ayude a alcanzar nuestros objetivos en el ámbito laboral, familiar o social. Ser autoexigentes nos ayuda a crecer como personas, a mejorar y superarnos, a evolucionar… No obstante, esta autoexigencia llevada al extremo se puede volver en nuestra contra. Estaríamos hablando, por tanto, de una autoexigencia destructiva.

Pero, ¿cuándo hablamos de una autoexigencia excesiva? Los principales rasgos de una persona autoexigente o perfeccionista son:

  • Ponerse metas inalcanzables y estándares de calidad desmedidos.
  • Hacer depender tu valor personal única y exclusivamente de tu habilidad para conseguir esas metas y estándares.
  • Muy baja tolerancia a los errores y la frustración.
  • Un lenguaje interior déspota y autoritario.
  • Menospreciar los logros.
  • Tendencia a enfocar en lo
  • Autoestima
  • Baja capacidad de adaptación o improvisación.
  • Alta necesidad de control.
  • Comparación constante con los demás.
  • Insatisfacción, nunca es suficiente.
  • Las metas inalcanzables pueden desembocar en ansiedad.

perfeccionismo y ansiedad

Consecuencias de una autoexigencia excesiva o perfeccionismo disfuncional.

La autoexigencia excesiva o perfeccionamiento disfuncional puede tener importantes consecuencias en nuestra bienestar y estado de ánimo, también puede generar estrés negativo y perjudicial, además de interferir en la consecución de proyectos vitales.

Veamos las principales:

  • A nivel social puede generar pérdida de amigos o aislamiento debido a su necesidad de ser el mejor en todo.
  • Desde lo emocional puede generar tristeza, ansiedad, estrés e incluso derivar en una depresión.
  • En lo que se refiere a aspectos físicos, nos puede ocasionar agotamiento físico, tensión muscular o problemas digestivos, entre otros.
  • A nivel cognitivo, pensamientos rumiantes, bloqueo o baja capacidad de concentración.

Consejos para lograr una autoexigencia constructiva

Para aquellas personas que se hayan sentido identificadas con alguno de los aspectos descritos anteriormente y que crea que puede estar sufriendo las consecuencias de una autoexigencia excesiva, os dejo algunos consejos que pueden poner en práctica.

  • Trabaja una buena comunicación interior, háblate desde el respeto y el cariño. Olvida los “deberías” y cámbialos por “preferiría, querría”.
  • Evita los términos dicotómicos, como todo o nada, bueno o malo.
  • Planifica bien tus objetivos y busca expectativas realistas.
  • Valora de forma objetiva lo que haces y evita centrarte sólo en lo negativo.
  • Aléjate de la presión y busca más la automotivación.
  • Analiza los errores para aprender y no para flagelarte.
  • Valora también el proceso y no sólo los resultados.
  • Inspírate en los demás.

En la consulta te podemos ayudar a poner en práctica estas recomendaciones y transformar tu autoexigencia destructiva en un aspecto constructivo de tu personalidad.

En los casos más extremos, el perfeccionismo puede enmascarar un T.O.C. Trastorno Obsesivo Compulsivo

Psicologa_en_Granada-Julieta Domenicone

Psicologa en Granada

Psicologa en Granada

Haz terapia con Julieta Domenicone, psicologa en Granada y psicóloga Online.


Julieta Domenicone, Psicologa en Granada.

Julieta Domenicone es Licenciada en psicología por la Universidad Autónoma de Madrid.

En el año 2003, inició su formación como terapeuta gestáltica junto al Dr. Jorge Bucay, participando como colaboradora en seminarios y talleres impartidos él en España y complementa su formación en el Instituto Gestáltico de Madrid.

Psicologa en Granada-Julieta_Domenicone

Psicologa en Granada-Julieta_Domenicone

Su inquietud por el arte dramático la llevó a interesarse por la vinculación entre el cuerpo y la mente como motor de nuestra creatividad y desarrollo individual.

Dentro de esta disciplina, ha participado en numerosos talleres de expresión teatral. Entre el 2011 y el 2014 ha tomado clases en “Remiendo Teatro” dentro de su programa de formación integral en Arte Dramático.

Entre el 2016 y 2017 se traslada a Nueva York, donde asiste a clases de interpretación en Susan Batson Studio y completa su formación en coaching en el centro Co-Active de Nueva York.

En la actualidad combina su labor como Psicóloga en Granada con la docencia y la consultoría externa para empresas.

Centro Andaluz de Psicoterapia.

Desde el año 2006, ejerce como Psicologa en el Centro Andaluz de Psicoterapia, en granada,  donde atiende sesiones individuales, coordina grupos de terapia y diseña e imparte talleres vivenciales.

Si necesitas ayuda, no dudes en programar una cita con Julieta Domenicone.

Cita previa 678765115

Centro Andaluz de Psicoterapia, Calle Cerro de los Machos 2, Bola de oro (Granada)

 

trastorno_dismorfico_corporal

Trastorno Dismórfico Corporal

Trastorno Dismórfico corporal

¿Qué es el trastorno dismórfico corporal (TDC)?

El trastorno dismórfico corporal es un trastorno obsesivo, que lleva a las personas que lo padecen a una preocupación anormal por algún aspecto físico, que puede o no, ser visibles para los demás.

El TDC causa un malestar significativo en la vida de quien lo padece causando, deterioro en el área social y laboral y alteraciones psicológicas, que incluyen síntomas de ansiedad, depresión severas y aislamiento social

Las personas con este trastorno ponen excesivamente el foco en una o más partes de su cuerpo.

Las características más comunes con las que la gente tiende a obsesionarse son:

  • En la cara: nariz, manchas en el cutis, arrugas, acné y otras imperfecciones
  • Cabello: apariencia, volumen y calvicie
  • Apariencia de la piel y las venas
  • Tamaño de las mamas
  • Tamaño y tono muscular
  • Genitales

conductas asociadas al trastorno dismórfico corporal:

  • Revisiones repetidas frente al espejo.
  • Tendencia a ocultar el defecto a ocultarse.
  • poner el foco intensamente en la imagen
  • Creencia que ese defecto define a la persona.

Estos rituales o conductas repetitivas causan una angustia y repercuten en la capacidad para funcionar en la vida diaria.

¿Cómo saber si se tiene trastorno dismórfico corporal?

Síntomas del trastorno dismórfico corporal.

  • Preocupación excesiva por un defecto físico que no es perceptible por los demás o que parece poco relevante.
  • Convicción absoluta de que tienes un defecto en tu apariencia que te hace deforme o te hace feo.
  • Creencia de que los demás solo ven de ti ese defecto o que eres objeto de burlas como consecuencia del mismo.
  • Tener comportamientos dirigidos a arreglar u ocultar el defecto percibido que son difíciles de resistir o controlar, tales como mirarse frecuentemente el espejo, arreglarse o rascarse la piel
  • Obsesión por ocultar dicho defecto con determinadas prendas, maquillaje o evitación de lugares o actividades.
  • Comparar constantemente tu apariencia con la de los demás
  • Constante búsqueda de la aprobación de los demás.
  • Tendencia al perfeccionismo.
  • Incesante búsqueda de procedimientos cosmético, con poca o ninguna satisfacción en el resultado.
  • Evitar situaciones sociales.

¿Cómo ayudar a alguien con trastorno dismórfico corporal?

Este trastorno provoca un deterioro significativo en la calidad de vida y su tratamiento, en los casos más graves es complejo porque suele asociarse también con un  trastorno depresivo mayor y/o con  fobia social. En ciertas ocasiones, las personas que lo padecen refieren ideas suicidas.

La mejor ayuda que se le puede proporcionar a una persona que se encuentra en esta situación, es un apoyo profesional.

En el tratamiento para el trastorno dismórfico corporal se suele combinar terapia cognitiva conductual con medicamentos.

Terapia cognitiva conductual

La terapia cognitivo-conductual para el trastorno dismórfico corporal se centra en:

  • Gestión de los pensamientos negativos, las reacciones emocionales y las conductas que mantienen los problemas.
  • Abordar los pensamientos negativos automáticos relacionados con la imagen corporal y reestructurar estos pensamientos.
  • Dominar los impulsos o rituales que mantienen el mecanismo obsesivo.
  • Enseñarte otras conductas de afrontamiento para mejorar la evitación social.

tratamiento farmacológico.

Aunque no hay medicamentos aprobados específicamente por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para tratar el TDC, los medicamentos utilizados para tratar otras afecciones de salud mental, como la depresión y el trastorno obsesivo-compulsivo, pueden ser eficaces.

 Internación

Cuando la persona no puede mantener el ritmo de sus responsabilidades cotidianas o cuando se encuentra en riesgo inminente de hacerte daño,  puede se necesaria una internación. Por lo general, esto se recomienda solamente en casos muy extremos.

Causas

No se sabe específicamente qué causa el TDC. en la mayoría de los casos de debe a múltiples factores.

El trastorno dismórfico corporal comienza, comúnmente, en los primeros años de la adolescencia y afecta tanto a hombres como a mujeres.

Factores de riesgo

  • Antecedentes familiares con trastorno dismórfico corporal o trastorno obsesivo-compulsivo.
  • Experiencias negativas de vida, como burlas en la infancia, negligencia o situaciones de abuso.
  • Rasgos de personalidad, como el perfeccionismo o la necesidad de control.
  • Presión social o expectativas de belleza.
  • Padecer ansiedad o depresión.

Complicaciones

Las complicaciones que pueden ser causadas o asociadas con el trastorno dismórfico corporal incluyen, por ejemplo:

  • El TDC puede desembocar en una depresión mayor u otras alteraciones del estado de ánimo.
  • Pensamientos o conductas suicidas.
  • Trastornos de ansiedad, como trastorno de ansiedad social (fobia social).
  • TOC (Trastorno obsesivo compulsivo).
  • Trastornos de alimentación, como anorexia o bulimia.
  • Abuso de sustancias.
  • Problemas de salud derivados de conductas autolesivas, como pellizcarse la piel.
  • Dolor físico o riesgo de desfiguración debido a intervenciones quirúrgicas repetidas.
Terapia_en_Granada-Julieta_Domenicone

Terapia_en_Granada-Julieta_Domenicone

No se conoce la manera de evitar el TDC. Sin embargo, como el trastorno dismórfico corporal a menudo comienza en los primeros años de la adolescencia, identificar el trastorno temprano y empezar el tratamiento puede ayudar.

El tratamiento de mantenimiento prolongado también puede ayudar a prevenir una recaída de los síntomas del trastorno dismórfico corporal.

Bibliografía: Mayo Clinic

 

 

miedo a hablar en público

Miedo escénico

Miedo escénico.

Defender un concurso de oposición, presentarnos a una entrevista de selección de personal, defender una tesis o expresar una opinión en una reunión son situaciones a las que todos estamos expuestos y para algunas personas estos escenarios suponen todo un desafío ya que padecen miedo a hablar en público, también llamado “miedo escénico”

¿Qué es el miedo escénico?

El miedo escénico es una sensación de parálisis, o bien una parálisis total (acompañada de conductas de evitación) que se experimenta ante situaciones de exposición pública.

¿Por qué se produce el miedo escénico?

El miedo escénico viene provocado múltiples causas, por lo tanto, su causalidad es multifactorial:

  • Valoración no realista de lo que se espera de nosotros mismos.
  • Sobreestimación de la opinión de otras personas.
  • Subestimación de las propias capacidades.
  • Sobreestimación de la idea de rechazo.
  • Expectativas no realistas en cuanto a la respuesta de otras personas ante nuestra ansiedad

¿Cuáles son los elementos del miedo escénico?

Los elementos del miedo escénico se dividen en tres categorías, que son las siguientes: sintomatología física, cognitiva y conductual.

Sintomatología física:

  • Sudoración
  • Temblor en manos y piernas.
  • Sensación de mareo.
  • Temblor en la voz o en ocasiones perdida de la voz.
  • Hipoventilación.
  • Sensación de incontinencia urinaria.

Sintomatología cognitiva:

  • Congestión mental.
  • Expectativa de fracaso.
  • Hiperatención autocentrada.
  • Exageración perceptiva de las fallas.
  • Confusión mental.
  • Fallas de concentración.
  • Temores al fracaso, al rechazo y al ridículo.

Nivel conductual:

  • Evitación de acción.
  • Escape de la situación.
  • Comportamientos automáticos.
  • Farfulleo o atropellamiento verbal.
  • Tartamudeo
  • Bajo volumen de voz.
  • Uso de drogas, calmantes o estimulantes.
  • Silencios frecuentes o largos.

¿Cómo superar en miedo escénico?

Aceptar la sintomatología física

propia de la exposición, ya que se trata de respuestas fisiológicas involuntarias (cuanto más luchemos contra ellas, mas se acentuarán). Para llegar a esta aceptación, debemos desarrollar una confianza en nosotros mismos basada en el tiempo de exposición: Pasados unos minutos de exposición, las reacciones físicas irán disminuyendo e iré ganado control sobre la situación. En estos casos, La práctica y la simulación ayudan mucho con este punto, que suele ser el más conflictivo.

Dominio del tema a exponer:

A mayor dominio, con un orden lógico, del tema a exponer experimentarás menos miedo. Por lo tanto, es importante que el discurso sea claro, con un inicio, un desenlace y un final.

Hay ocasiones, como una entrevista, en las que voy a estar sometida o sometido a la incertidumbre,

En estos casos es muy importante desarrollar una buena escucha activa y una buena capacidad de improvisación.

Trabaja tu gestualidad,

La gestualidad es fundamental para una buena comunicación,  en términos de tensiones y relajaciones musculares, así como el contacto visual y la respiración.

El apartado oral, adquiere gran relevancia en estos casos:

  • Trabaja bien los textos si tienes que leer. Con repetirlos no es suficiente, focaliza en la velocidad (cuando estamos ante un público solemos ir muy rápido), busca en el texto los intervalos dedicados a respirar (solemos exponer en apnea, lo que eleva la sintomatología física).
  • Vocaliza: practica la vocalización, esto te hará hablar a una velocidad más moderada y hará que tu exposición sea clara.
  • Proyecta tu voz, si no tienes micrófono es importante aprender a proyectar la voz, ya que tu exposición debe ser audible para todos tus oyentes. Busca la diferencia entre proyectar la voz y gritar.
  • Desarrolla una buena escucha activa, cuanto más concentrado estés en lo que está ocurriendo durante la exposición, menos centrado estaremos en nosotros mismos y esta esta escucha nos permitirá dar mejores respuestas frente al entorno.
Ansiedad-miedo-Julieta_Domenicone-Psicólogos_Granada

Ansiedad y Miedo
Julieta Domenicone

¿Por qué es difícil de superar?

  • Miedo al fracaso.
  • Miedo al ridículo.
  • Exposiciones previas desagradables.
  • Timidez.
  • Miedo al Juicio, propio o externo.

Superar el miedo escénico es posible, no lo dejes crecer y si lo padeces ponte manos a obra lo antes posible para que no siga condicionando tus proyectos.

Autoestima-Julieta_Domenicone-Psicóloga_Granada

Autoestima
Julieta Domenicone

 

 

violencia psicologia

violencia y niños

 

Imágenes violentas durante la infancia y adolescencia

Violencia y niños

violencia y niños

violencia y niños

Una de las series más populares de Netflix, ‘El Juego del Calamar’, ha reavivado el debate en torno a la exposición de los más pequeños a imágenes violentas y sus posibles consecuencias.

  • ¿Cómo puede afectar a niños o adolescentes el ver de forma constante imágenes violentas en series, películas o videojuegos?
  • ¿Realmente debe preocuparnos como padres? Leer más