Aceptación-Julieta_Domenicome-Psicóloga_Granada

Aceptación psicológica

“La aceptación de lo que ha sucedido, es el primer paso para superar las consecuencias de cualquier desgracia”. Williams James 

La aceptación no es resignación, no es conformismo… la aceptación es una condición indispensable para afrontar situaciones difíciles y seguir avanzando. Es responsabilidad y compromiso, dos conceptos de vital importancia para la aceptación psicológica.

En este post abordaremos la aceptación de la realidad, una condición indispensable para vivir desde la tolerancia, la responsabilidad y la serenidad.  

Psicología_Granada-Julieta_Domenicone

Psicología_Granada-Julieta_Domenicone

¿Qué significa la aceptación psicológica?

En psicología, aceptar es reconocer situaciones de nuestra realidad que escapan a nuestro control, ya que no podemos hacer nada para cambiarlas. Aceptar no es sinónimo de resignarse. Todo lo contrario. La resignación es pasividad, mientras que la aceptación conduce a una acción, la de reconocer la realidad tal como es y centrarnos en lo que sí podemos hacer. En el momento que aceptamos algo, se nos abre un abanico de posibilidades que podemos llevar a cabo, sin luchar contra la realidad y dejando atrás lo que no podemos cambiar.

¿Por qué aceptar algo que no me gusta, que me resulta incómodo? 

La vida a veces nos impone situaciones que me pueden resultar molestas, desagradables e incluso dolorosas, pero también inevitables. La vida nos enfrenta a la pérdida de seres queridos, a enfermedades, a rupturas de pareja, etc. En estos momentos, por ejemplo, debemos aceptar que tenemos que convivir con el virus, protegiéndonos y protegiendo a los demás, lo que afecta a nuestro día a día. Aceptar nos hace más conscientes de nuestra realidad, gestionándola lo mejor posible, evitando riesgos y un desgaste de energía innecesario, el de las continuas quejas que no nos llevan a ningún lugar. 

Todos los momentos de cambio (buenos o malos) generan un desequilibrio. Por ello, es necesario trabajar nuestra adaptación al cambio. Encontrarás más información en el post Adaptación al cambio., 

Adaptación al cambio

Julieta Domenicone
Adaptación al cambio.

Claves para la aceptación psicológica de la realidad

Algunas claves para aceptar la realidad actual, para vivirla desde la serenidad y la responsabilidad. 

  • Observar lo que está ocurriendo a mi alrededor. Es necesario conocer lo que está pasando a mi alrededor y estar bien informado. Para ello, consultar fuentes fiables. 
  • Explora tus emociones. ¿Qué emociones te genera lo que está ocurriendo?
  • Aléjate de los juicios de valor. Las críticas, los juicios o las quejas constantes me llevarán al sufrimiento, al enfado y el desgaste. 
  • Evita negar la realidad. A veces nos empeñamos en negar algo evidente, porque nos duele porque no nos gusta. No sirve de nada. 
  • ¿Por qué está pasando esto? No podemos encontrar una respuesta que nos deje totalmente satisfechos… Preguntarnos continuamente por qué ocurren las cosas que no nos gustan nos hacer movernos en círculo, impidiéndonos avanzar. 
  • Pregúntate mejor ¿qué estoy aprendiendo? Esta pregunta me enfocará en la compresión y en el aprendizaje que conlleva toda experiencia. 
  • Trabaja tu paciencia: la serenidad te ayudará a afrontar cualquier situación. 
  • Busca alternativas: qué puedo hacer dentro de la situación actual. Seguro que se te ocurren mil alternativas. Aprovecha tu creatividad e ingenio para sacar el mayor partido a tus recursos. 
  • Toma consciencia de los riesgos. No aceptar la realidad conlleva posibles riesgos. Toma consciencia de ellos. 

Beneficios de la aceptación psicológica de la realidad

Aceptar la realidad, o una situación concreta inamovible, me aportará importantes beneficios para mi bienestar emocional:

  • Aprendizaje. Todo proceso de aceptación de una realidad concreta conlleva un proceso de aprendizaje. 
  • Fomenta pensamientos más objetivos y racionales. 
  • Desarrolla mi capacidad de adaptación al cambio.
  • Fomenta tu creatividad, a través de la búsqueda de alternativas.
  • Optimizas tu energía y tu tiempo. 
  • Mejora la autoestima, ya que se refuerza tu capacidad de control. 

No siempre las cosas salen, ni saldrán, como uno se espera.

Aceptar me ayudará a respetar al otro, a buscar alternativas y correr riesgos riesgos necesarios para el cambio.

Apliquémoslo en las próximas semanas.

Psicologo Granada

Julieta Domenicone