Entradas

Psicólogos Granada

Optimismo

Optimismo Vs Pesimismo

El optimismo es la tendencia a ver y juzgar las cosas en su aspecto más favorable, mientras que el pesimismo es todo lo contrario, la inclinación a ver y juzgar las cosas en su aspecto más desfavorable. Son, por tanto, actitudes opuestas que pueden marcar nuestra forma de vivir.

Teniendo en cuenta estas definiciones, podríamos concluir que lo más recomendable para nuestro bienestar es el optimismo, en definitiva, ver el lado bueno de las cosas. Sin embargo, Martin Seligman, psicólogo y escritor que también trabajó la indefensión aprendida, asegura que “si lo único que tuviéramos fueran emociones positivas, nuestra especie habría muerto hace mucho tiempo”.

¿A qué se refiere Seligman? ¿Es mejor ser pesimista y negativo? No exactamente.

Estamos diseñados para sobrevivir –el llamado instinto de supervivencia-, por lo que somos muy sensibles a cualquier amenaza. Sin embargo, esta priorización de lo negativo (las amenazas) frente a lo positivo (las oportunidades) tenía mucho más sentido para nuestros antepasados.  A día de hoy, priorizar lo negativo es más bien una fuente de ansiedad y estrés. Por tanto, optimismo sí, pero no de cualquier manera.

Psicólogos Granada Indefensión Aprendida

Psicólogos Granada
Indefensión Aprendida

Optimismo ingenuo vs Optimismo realista

No todo optimismo es válido, útil y conduce al éxito.

El optimismo ingenuo distorsiona y niega la realidad. Desde este optimismo sí que podemos detectar las oportunidades, pero no activamos nuestros recursos y capacidades para aprovecharlas. Más bien esperamos sentados a que todo ocurra.

Características del optimista ingenuo

  • Tiene dificultad para aceptar la realidad, sobre todo en momento adversos.
  • Piensa que algo va a suceder simplemente porque lo desea con mucha fuera.
  • Todo se ve “color de rosa”, tiene una percepción distorsionada de la realidad.
  • Maximiza sus fortalezas y obvia sus límites o debilidades.
  • No aprovecha sus recursos, capacidades y talentos y conduce a la inactividad.
  • Tiende a tener sueños difíciles de cumplir.
  • Riesgo a la sensación de fracaso o frustración cuando la realidad se impone.

En contraposición al optimismo ingenuo, nos encontramos con el optimismo realista u optimismo inteligente, una de las bases de la psicología positiva desarrollada por Martin Seligman y sus colaboradores.

Características el optimista inteligente

  • Capacidad de aceptación de la realidad.
  • Busca activamente el lado bueno de las cosas y las oportunidades.
  • Es consciente de la realidad y tiene capacidad de análisis.
  • Conoce sus debilidades y fortalezas, y sabe aprovecharlas.
  • Las dificultades se convierten en un desafío, una oportunidad.
  • Capacidad para adaptarse al cambio.
  • Sabe evaluar la situación y prevé las consecuencias.
Julieta_Domenicone-aceptación de la realidad

Julieta_Domenicone-aceptación de la realidad

El optimismo realista, en definitiva, activa todos los recursos disponibles para lograr un objetivo, con ilusión, seguridad y confianza en que las cosas pueden mejorar.

¿Qué ventajas o beneficios tiene una actitud optimista realista?

  • Desarrolla tu capacidad de elección, es un motor de cambio.
  • Te ayuda a tomar decisiones y a alcanzar tus objetivos.
  • Desarrolla tu capacidad de análisis de la realidad.
  • Favorece la capacidad de convencer a los demás (muy útil en un entorno laboral)
  • Fomenta tu capacidad de adaptación al cambio.
  • Promueve a la acción.
  • Mejora la confianza en ti mismo y la autoestima.
  • Mejora tus relaciones con los demás.
  • Baja tus niveles de estrés y, por tanto, favorece tu bienestar emocional.

¿Cómo conseguir ser más optimista?

El optimismo realista es una actitud, y como tal, podemos entrenarla. Aquí os dejamos algunos consejos para poner en práctica.

  • Aléjate de la exageración y de los pensamientos fatalistas.
  • Sé flexible contigo mismo y con los demás.
  • Cuando tengas la oportunidad, sal de tu zona de confort y acepta desafíos.
  • Separa las emociones de los hechos, y analiza con detenimiento cuáles son esas emociones y qué puedo hacer ante los hechos.
  • Identifica tus debilidades y tus fortalezas, y aprovecharlas.
  • Evita ser impulsivo. Para y reflexiona, no actúes por impulsos.
  • Practica la tolerancia.
  • Evita las comparaciones constantes.
Indefensión Aprendida Julieta Domenicone Psicóloga Granada

¡NO PUEDO!: Indefensión Aprendida

Muchas veces nos enfrentamos a distintas situaciones de nuestra vida con una idea preconcebida: “NO PUEDO”, “NO DEBO, “NO SE”, NO VOY A APRENDER”, pero… ¿de donde procede esta idea?

Una explicación para esta conclusión, a la que hemos llegado en más de una ocasión, es la indefensión aprendida.

Leer más