Pensamientos obsesivos

Cuando los pensamientos son capaces de limitar tus acciones, te bloquean, producen ansiedad y agobio… son pensamientos obsesivos de los que debes desprenderte.

Los pensamientos obsesivos son un tipo de pensamiento que cumple con dos características principalemente:

  • Son invasivos: Acuden a la cabeza de manera involuntaria, invaden nuestro pensamiento. Son obsesivos y no podemos sacarlos de nuestra mente.
  • Son recurrentes: Asaltan de manera insistente, con una alta frecuencia.

En qué consisten los Pensamientos Obsesivos

El contenido de los pensamientos obsesivos puede ser muy variado.

Estos pensamientos conducen a un estado de ansiedad excesiva e incluso llevan a padecer ataques de pánico.

Estos entran en conflicto con la propia autopercepción del individuo, llevando a hacerlo sentir mala persona, inferior o incapaz.

  • Pensamientos agresivos
  • Pensamientos sobre la identidad sexual
  • Pensamientos difusos angustiantes
  • Temores sobre la pérdida de control
  • Preocupaciones constantes
  • Miedos que se estén experimentando

Qué ocurre cuando se sufren Pensamientos Obsesivo

Los pensamientos obsesivos pueden acabar llevando a la persona a tomar decisiones basadas en esos pensamientos. En muchos casos sostener las consecuencias de estas decisiones es complejo. Principalmente porque estas decisiones se han tomado desde un estado de fragilidad e inseguridad, por tanto no son coherentes, llevan a confusión y no son sostenibles.

Este tipo de pensamientos obsesivos llevan a experimentar inseguridad hacia el mundo que nos rodea, empeoran la autopercepción y pueden derivar en un trastorno obsesivo compulsivo o TOC.

Como superar los Pensamientos Obsesivos

Durante la terapia, trabajaremos sobre varias técnicas y recursos que persiguen el objetivos de reducir la intensidad y la duración de estos pensamientos recurrentes.

En mayor o menor medida, todos sufrimos pensamientos obsesivos que acuden de manera insistente a nuestra cabeza. La naturaleza de estos pensamientos determina la gravedad y las limitaciones que imponen a cada uno.

Es fundamental realizar un análisis realista de cada uno de ellos para poder reconocerlos, cuestionarlos y darles el peso que merecen.

Manejo de ansiedad

Para evitar que se adueñe de nosotros, la ansiedad asociada a los pensamientos obsesivos debe ser gestionada de manera consciente y eficaz.

Descontrolados, estos pensamientos pueden llevarnos a sentir mucho dolor y hasta a sufrir ataques de pánico.

Estrategias de identificación de pensamientos obsesivos

Estas estrategias nos dan recursos para poder identificar los pensamientos obsesivos, permitiendo racionalizarlos y abordarlos.

Toma de decisiones

El gran problema de los pensamientos obsesivos es que merman la capacidad de toma de decisiones como consecuencia del estado que producen. Durante la terapia se trabajará en el proceso de toma de decisiones para evitar una conducta reactiva y potenciar una actitud proactiva.