terapia gestalt granada

Herramientas para superar una infidelidad

Muchas personas creen que una traición de su pareja, de la persona con la que comparten su vida y sus proyectos, es algo casi imposible de superar. Sin duda, es una situación difícil, pero, sin embargo, no creo que sea algo imposible. La terapia de pareja nos ofrece interesantes vías para superar una infidelidad. En este post, quisiera compartir con vosotros algunos puntos que, a mi juicio, son los más importantes en estas situaciones.

Cuando los problemas de pareja aparecen y poco a poco, si no sabemos enfrentarlos, se multiplican, existe la tentación de buscar fuera de casa emociones, reconocimiento, afecto y otros sentimientos que se han perdido dentro del marco de la pareja. Se intenta dar con lugares de seguridad o confort más allá del círculo de la relación. La cuestión es ¿qué hacer cuando eso acaba en infidelidad por una de las partes? Está claro que existen muchos otros motivos por los que se puede explicar una infidelidad, pero una de ellos puede perfectamente ser este que comentamos.

Algunas personas tienen claro desde el minuto cero que es algo que no perdonarían. Pero, ¿qué pasa si queremos superarlo y seguir con la relación? ¿Se puede superar una infidelidad? ¿Es correcto intentarlo?

Para hacerlo, necesitamos la capacidad de ver más allá de la infidelidad y centrar el deseo de superación de esta difícil situación en la esencia tanto de la pareja como de la persona que amamos. Y este trabajado es muy complejo. Por esta razón, necesitaremos hacer uso de algunos recursos que probablemente tengamos y de otros que probablemente necesitemos construir y consolidar. En este sentido, la terapia de pareja puede ser fundamental para aportar diferentes puntos de vista.

Terapia de pareja para superar una infidelidad

El principal valor de la terapia de pareja es que promueve un entorno neutral para llegar a las tres verdades que existen en una relación: la realidad de uno, la del otro y lo que realmente pasa en la pareja.

Como terapeuta trataré de facilitar un punto de vista objetivo, de fomentar la creación de un puente de comunicación efectivo y de ayudar a mi paciente a reconstruirse tras un episodio que siempre es doloroso. Durante la terapia trabajaremos, entre otras cosas, los eventuales problemas de sexualidad, las frustraciones, los malentendidos, el resentimiento o los asuntos pendientes que pueda haber dentro de la pareja. Siempre de forma constructiva y desde el respeto. Hay que tener en cuenta que no todas las infidelidades están relacionadas con carencias dentro de la pareja. Hay veces que la infidelidad tiene que ver con la búsqueda de uno mismo, de la propia identidad diluida en la pareja y en la rutina con el paso de los años.

Una cuestión de actitud

Está claro que la forma de reaccionar y de comportarse de la persona que se enfrenta a una infidelidad va a ser determinante. Ahí van una serie de consejos:

  • El primer punto es que querer superar una infidelidad es una elección: tengo que tomar una decisión absolutamente personal de si quiero o no seguir con la relación. Tengo que decidir si estoy dispuesto o dispuesta a reconstruir mi pareja. Puede que no sea posible o puede que no lo consiga, pero tengo que posicionarme. No existe respuesta correcta o equivocada a esta pregunta. Es una respuesta individual, muy personal y que tengo que tomar contemplando todas las circunstancias. No siempre hay prisa en decidir. Es necesario pensarlo, sopesar lo que quiero y evidentemente, saber lo que desea mi pareja. Una pareja que se rompe suele afectar no solamente a los adultos que la constituyen, pero muchas veces, implica a la familia y a los hijos. Pienso que un consejo que puedo proponer es: date tiempo. Piensa tranquilo/a, no te apures y decide, en ti, lo que quieres hacer y que es lo mejor para ti y tu familia.

 

  • Sé coherente: Si decido seguir, no debo destruir. Es importante no perder los papeles:
  1. No faltar al respeto a la otra persona, aunque se sienta ira. Este tipo de sentimientos negativos los trabajaremos en terapia.
  2. No intentar castigar o vengarse de la otra persona.
  3. Cerrar el episodio: cerrar un episodio no es como cerrar un libro. Siempre requiere una complicidad con mi pareja, atendiendo a las necesidades de cierre de cada uno. Por otra parte, es necesario un cierre interno de dicha situación (la pareja seguirá adelante a pesar de esta situación dolorosa, y no por omisión de ella). Y finalmente, el cierre necesita de algo nuevo: de un proyecto de futuro compartido y gratificante para ambos.
  • Reconstruye la comunicación: Si deseo seguir, tendré que reconstruir la comunicación con mi pareja. Tengo que volver a conectar. La terapia de pareja te puede ayudar a hilar de nuevo el hilo entre los dos.
  • Adopta una actitud activa: Como lo comenté, superar una infidelidad es una decisión personal. Es una decisión admirable si se toma la decisión de forma adulta, valorando todas las circunstancias. En este caso, a pesar del dolor, puedo sentir que quedarme es una decisión mía y que el proceso de reconstrucción está en mis manos. Sin duda es un procesos doloroso y muy difícil de atravesar (no minimicemos la dificultad que conlleva), pero también es real que es un proceso que si se supera, puede aportar grandes fortalezas individuales y a la pareja.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *